Con un par… defendiendo a las Femen

femen1.jpg

La policía mantiene detenida a una de las activistas Femen. Foto: Víctor Lerena

femen 2

Chica femen enfrentándose a pecho descubierto a los fascistas nostálgicos de la dictadura franquista. Foto: Víctor Lerena

Femen 3 Alvaro García

Una vieja fascista agrede a una chica valiente. La represión sexual a menudo se transforma en sadismo; el sádico erotiza su violencia (porque la violencia es el erotismo del sádico) y la dirige contra quien pretende hacer un uso libre de su propio cuerpo y de su propia sexualidad.  Foto Álvaro García

No puedo ocultar mi admiración y mi respeto por las chicas Femen. Un día se les reconocerá el valor de sus intervenciones y lo que significa su performance a pecho descubierto. Contra las políticas del cuerpo manipulatorias dirigidas por la Iglesia y prácticamente por todas las religiones, contra el uso que hace la publicidad del cuerpo femenino y contra los mensajes culpabilizadores de la medicina, contra la servidumbre que convierte el cuerpo de las mujeres en objeto productor y reproductor, este acto de valentía recuerda una y otra vez la vulnerabilidad del cuerpo y el rechazo de su alienación por la ideología ultraliberal. Las fotos proceden del reportaje que publica hoy El País, durante la concentración de los nostálgicos de la dictadura franquista, que andan ahora de los nervios porque las izquierdas reclaman (reclamamos) que saquen los restos del dictador del Valle de los Caídos.
Es siempre tan vistoso el cuerpo medio desnudo de mujeres jóvenes que a los diarios les cuesta resistir la tentación de publicar las imágenes, siempre sin análisis mediante. Como si la fotografía fuese por sí misma información.

emoticon chapeau.jpg

 

CHAPEAU, CHICAS!

 

Francisco Calvo Serraller o la claridad

Calvo Serraller

Un recuerdo para el crítico de arte contemporáneo Francisco Calvo Serraller. Saca la noticia de su muerte El País con un muy certero obituario de Juan Cruz. Me entusiasma el arte contemporáneo y las reflexiones sobre arte y Calvo Serraller tenía un estilo claro y elegante, por lo que acostumbraba a leer sus artículos incluso cuando hace muchos años que dejé de leer el Babelia. –Sé que su especialidad abarcaba periodos más lejanos, pero mi interés se ciñe al siglo XX hasta hoy– Con el crítico literario y escritor catalán Robert Saladrigas, que también se fue hace muy poco, igualmente con 70 años, se nos van dos ejemplares –en el sentido lato del término– de una generación que entendía la crítica como una extensión a la vez de la reflexión, de la decantación del gusto aliado a la experiencia y de la claridad expositiva. Hay una parte de mí que está diciendo: ¡protesto! 70 años son muy pocos años de vida. Felizmente, parece que han sido para los dos años colmados. Pero protesto.

Para saber cómo funcionan los organismos que nos gobiernan…

Es imprescindible que los españoles conozcamos el funcionamiento de nuestras instituciones, a saber: la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, Cámara Baja o The House, y el Senado o Cámara Alta. En este video un especialista nos explica las diferencias entre ambos organismos de manera comprensible, incluso en las colonias 😉 Algunos pensarán que es una información útil para seguir series como El ala oeste de la Casa Blanca o House of Cards, pero yo creo que nos conviene no perder de vista nada de lo que allí se cocina y se decide porque no ha de tardar en aplicarse en nuestro territorio (que ya no sé si llamar país o quá).

Interesantísima conversación entreRobert Reich y Elizabeth Warren, senadora del Partido Demócrata estadounidense, especializada en… ¡quiebras! Breve y concisa en su exposición del cambio en el destinatario del trabajo de los políticos. Entre 1935 y 1980 -es decir, hasta que instalaron a Reagan y llegó la oleada neofascista– no había diferencia entre republicanos y demócratas en cuanto al destinatario de los esfuerzos de sus gabinetes: una clase media fuerte y una inversión en investigación y tecnología que sirviera para fortalecer económicamente al país. El salario mínimo, aun siendo mínimo, relata, permitía que una familia como la suya afrontara sus gastos básicos cuando su madre, con 50 años y sin haber trabajado jamás fuera de casa, salió a procurarse un empleo para sacar adelante a una familia de cuatro miembros mientras el padre se recuperaba de un ataque al corazón. Un salario mínimo que garantiza el sustento familiar. ¿A que nos suena esta melancólica reflexión? Bien, ahí tenemos a la patronal española, arguyendo en contra, que se destruirán empleos si se sube el mínimo que el gobierno propone.

Lo que más me llama la atención desde que he empezado a seguir con alguna continuidad a políticos norteamericanos, como Bernie Sanders, o a presentadores claramente “tendenciosos”, inclinados del lado demócrata, como el periodista Chris Cuomo o  cómicos como Stephen Colbert,  es que resultan más izquierdistas que nuestros socialistas y menos demagogos y más elocuentes, con un discurso mucho mejor articulado que el de la gran mayoría de nuestros políticos en cuanto se trata de saltarse el guion establecido por el partido. Es llamativo también que es gente muy -pero muy- adinerada hoy, pero que puede proceder de familias inmigrantes, que trabaja para recuperar, o rescatar, a las clases medias, trabajadoras y desprotegidos varios antes de que se conviertan (nos convirtamos), por obra de las corporaciones y de los gobiernos que trabajan para ellas, en nuevos esclavos.
Es importante prestar atención a lo que ocurre en los usa porque hace tiempo que entramos en una fase de regresión a los horribles 80.


Consideraremos pulpo animal de compañía y las piedras que usan los inmigrantes rifles de asalto…


Tronchante el resultado de este planteamiento de debate con primerísimos primeros planos.
Veremos cuánto tardan en copiarlos esos payasos televisivos españoles

Tribulaciones de Salomón: El hombre que amaba a las mujeres

Esta mañana, leyendo las portadas de los diarios digitales, me detengo estupefacta en la noticia recogida en La Vanguardia, que ocupa apenas un recuadro y la firma Ayén, sobre el juicio a demanda de la viuda de Bolaño contra “la amante del escritor”. Reclama un cuarto de millón de euros a Pérez de Vega y otro tanto a la encantadora periodista Mónica Maristain, autora de la ya célebre última entrevista al de Chile, por sus manifestaciones relativas a la naturaleza de su relación.

¿Quién podía imaginar cuando llegó a Anagrama aquel breve manuscrito de lo que luego se publicaría con el título de Putas asesinas que aquel autor sin nombre –sin firma me lo dio a leer Herralde– se convertiría en lo que ha llegado a ser y que todo alrededor de su figura sería tan áspero y estrecho?

Mientras leía las acusaciones y declaraciones de unos y otros según se reproducen en el diario me ha venido a la memoria esa preciosa película de François Truffaut, L’Homme qui aimait les femmes (1977). Y luego, La femme d’à côté [La mujer de al lado, 1981], donde una pareja de adultos vive su pasión a pecho descubierto y hasta sus últimas consecuencias. Repito: pasión, adultos.

Me imagino las tribulaciones del juez, Salomón moderno, obligado a discernir quién de las dos es la legítima propietaria del cuerpo-memoria del escritor. Lo imagino buscando la solución justa y me gusta pensar que podría tener en mente estos argumentos de Truffaut por la causa del romanticismo más desgarrador y quiero también imaginarlo fantaseando con una solución salomónica que ordenaría recoger en un edicto.

Edicto de Salomón: «Eríjase a partir de mañana con el primer resplandor del sol un monumento al escritor Roberto Bolaño, en camino principal y visible para todos los viajeros que entren en nuestra polis, para que todos sepan que hubo un hombre que amó a sus mujeres, sin violencia ni vejación y sin descuidar el bienestar de sus vástagos. Para que el mundo y la historia sepan que hubo un hombre así.»

Luego el juez soltará un suspiro, se mesará los cabellos y pedirá a sus secretarios que saquen calculadoras y papeles, jurisprudencia vigente y cuanta sesuda bibliografía hable de atentado al honor, derecho a la intimidad, testamentos traicionados. Y antes de zambullirse en un marasmo de papeles y de frases ampulosamente mezquinas se preguntará si estas buenas señoras y su entorno no podrían haber aprendido algo de los Feltrinelli.

 

 

 

Minority Report del Prussés: ¿Y no sería mejor fusilarlos?

Creo que los organizadores y promotores del caos que vive Cataluña con la propaganda separatista deben ser expulsados de la política activa y creo también que deben pagar por el perjuicio causado, por el dinero público malversado y la distorsión de la realidad a través de “los medios del régimen”. Creo que por ley debe imponerse una redignificación oficial de “lo español” en Cataluña, para no vivir en las fantasías emanadas no se sabe si de la derrota de 1714 o del libérrimo acceso de los partidos catalanistas a las cuentas públicas. Es decir, creo que hay que redefinir el control político de los medios públicos, y esto se refiere desde TVE a Canal Sur y a TV3, las radios y periódicos. Creo que el gobierno debería fijar por ley la cantidad máxima de dinero que una televisión pública puede destinar a la compra de programas a productoras privadas, para evitar casos como el de Toni Soler, o como los de, en su momento, La Trinca y otras productoras creadas por exdirectivos de Tv3.

El PP ha dado siempre a todo lo relativo a propuestas de gestión de corte social, a críticas a la religión ultra católica, respuestas que delatan sus vínculos con el franquismo. Ahí tenemos de nuevo a Willy Toledo convertido en pimpampún de la Fiscalía, ese ente cada vez más kafkiano, por comentarios hechos en su muro de Facebook contra las procesiones de Semana Santa. Luego hablamos de los talibanes. Están defendiendo a un ente de ficción, la virgen María, como en los siglos de la Inquisición. Y no sale ningún intelectual de cabecera a desentrañar en qué consiste esta aberración en términos de salud mental y de (por decirlo fácil), reformulación de las simbologías cohesionadoras de los grupos sociales.

Precisamente porque el PP llegó al poder con un programa que se dedicó a defraudar desde el minuto uno de su investidura, carece de legitimidad. Una vez fuera mediante la moción de censura, parece que los coletazos de su fuerza se expresan en peticiones como los 25 años de cárcel para Junqueras. No hay ni que insistir en la gravedad de todo lo ocurrido en los últimos años, pero ya parece que mantener el sentido de la proporción es un delirio.

Y la redacción para justificar la petición recurre a lo que pretendían hacer, anticipando hechos de forma que interpreta situaciones y lee intenciones cuando el Estado y diferentes organismos capaces de intervenir han tenido años para evitar que la situación de desafío separatista alcance el punto actual. Es optar por la opción Minority Report y perseguir y castigar al asesino de mañana, cuando han tenido décadas para encontrar opciones que evitaran que la realidad de los que somos anticatalanistas y llevamos viviendo décadas aquí como ciudadanos de segunda sea objeto de mutuo chantaje entre las fuerzas anti y pro separatismo.