Omaggio a Pasolini: “Caro diario” di Nanni Moretti

Una de las escenas más conmovedoras de esta película de Nanni Moretti, Caro Diario, el homenaje a Pier Paolo Pasolini a través del paisaje que conduce hasta la playa donde fue asesinado, l’Idroscalo de Ostia.

Esto es para recordar que la traductora Yolanda Morató está pasando el mismo mal trago que pasé yo con mi novela. A estas alturas pocos ignoran que ha denunciado públicamente las similitudes llamativas entre su traducción de Yo me acuerdo, de Georges Perec, y la reciente firmada por la también escritora Mercedes Cebrián y publicada por la editorial Impedimenta. El Club de Traductores Literarios de Buenos Aires lleva semanas haciéndose eco del caso, con repercusión, declaraciones y desmentidos en las páginas personales de Facebook de las traductoras, el editor (Redel) y varios periodistas que han subrayado, con diferente intención, esta peliaguda circunstancia.

Si bien en el caso de Morató tiene en favor de su credibilidad el prestigio que añade a su currículum de doble licenciada haber sido docente en la universidad de Harvard (nada menos) y actualmente en la Nebrija, nadie le quita el sinsabor de no poder avanzar en su reclamación porque los pasos legales que convienen ahora cuestan un ojo de la cara. Algo con lo que sin duda cuentan los atrevidos que patinan en el manejo de las citas o sencillamente plagian con la soberbia habilidad que demostró Chirbes.

Juan Bonilla, Jorge Fondebrider y Andrés Ehrenhaus atizan a los traductores por no actuar enérgicamente para terminar con este escándalo. No sé qué han hecho mis colegas pero sé qué he hecho yo: consulté con un colega francés muy reconocido y enemigo de  histerias y luego comenté sus observaciones acerca del presunto plagio con Yolanda y la única conclusión sensata hoy pasa por no precipitarse pero no dejar morir el caso. En definitiva, hoy Yolanda está en una situación profesional holgada y no carece de reconocimientos pero pueden volverle la espalda, como les (nos) ha sucedido a tantos, y ser tachada de conflictiva.
Por último, cabría señalar que en asuntos de injusticias cada persona elige su causa como elige su ONG. En el contexto de la edición española hay injusticias y causas denunciables para dar y vender.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s