De la serie “La desfachatez de los demás”… capítulo “Pilar Rahola, Premi Ramon Llull

jejeje, la escritora, jejeje, periodista, jejeje, intelectual, jajaja

La señora Pilar Rahola acaba de recibir 10 millones de pesetas (60 000  €) del ala porque dicen en Can Planeta que ha escrito una novela en catalán que merece juntar su apellido al del insigne padre de las letras catalanas Ramon Lull. En el jurado se encontraba el infaltable académico de la Lengua Española Pere Gimferrer. Junto a él, Gemma Lienas, Emili Rosales (secretario sin voto), Anne-Laure Aymerich y Carles Casajuana.

En el 97 o 98 corregí uno o dos libros de Rahola, que iban a publicarse desde el dpt. de Planeta No Ficción. Tenía ella un programa en la radio, motivo por el cual se consideraba que un libro con su firma contaría con una cierta base de compradores. El texto era, por su redacción, una vomitera en esa lengua franca que se estila en Cataluña, que quiere ser castellano pero no puede porque los giros, expresiones idiomáticas, calcos, sintaxis, etc., delatan que quien ha pergeñado el engendro es catalanoparlante. En definitiva, que me correspondió reescribirlo. No fue tarea fácil. Sus disquisiciones no eran de alto vuelo, pero la forma de expresarlas era tan sumamente confusa a veces que descifrar su sentido me exigió tal esfuerzo que me sentí hermanada con Champollion en su aventura de desentrañar los jeroglíficos de la piedra Rosetta. En esos años ella iba de moderna, feminista y progre. Se arrimó a Artur Mas, del partido CiU [información para los que leen desde out of Catalonia: partido de la derecha burguesa catalana disfrazada de centro], cuando todos los dineros del poder catalanish estaban apostando por ver al favorito de Pujol en la presidencia de la Generalitat en sustitución del inolvidable Tripartit. Dicen que en sus intervenciones televisivas Rahola ha proporcionado momentos gloriosos a los índices de estupefacción de la humanidad al pronunciarse sobre lo divino y lo humano. Eso explicaría los cáusticos comentarios a pie de la noticia del galardón publicada por el diario La Vanguardia, donde Rahola saca una columna de opinión creo que diaria.

También para los que leen desde fuera de España: el grupo Planeta es ese conglomerado macroempresarial que tiene contratados a editores de mesa que nos esquilman a los profesionales de Letras autónomos –traductores, correctores, lectores, redactores– con tarifas bajas, que nos tratan como a siervos de la gleba, que retrasan adrede la tramitación de facturas correspondiente a correcciones urgentes y que te piden sin empacho que bajes tus tarifas, aun cuando tú estés rozando la penuria y buscando por dónde salir de esta película de terror.

Qué curiosidad me da ver el original que Rahola entregó antes de pasar por corrección. Ay, no lo veré. Uuuuyyy (lágrimas de cocodrilo).

Para quienes, también desde Out of Catalonia, se pregunten por qué y cómo se ha aupado a la cumbre de las letras la respuesta es: el apellido. No sé cómo anda el tinglado en otras regiones, pero en Cataluña el apellido es la visa Oro profesional. Pereza de explicar quién era Rahola, seguro que encontraréis datos desde google. Aquí una pista, seguid el hilo.

Los premios literarios sirven para pagar favores de diversa índole y distraen de la ausencia de una política cultural, para la literatura y para las letras en general. Hoy tenemos otro ejemplo flagrante.

Solo nos queda reír como el Pulgoso, confiando que el karma… en fin, lo que sea que haga el karma con los malos.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s