Diferente – Gotan Project // Resoluciones para el nuevo año

La primera resolución para este nuevo año es no leer a escritoras españolas coetáneas. Es injusto que a mí me hayan arruinado la vida y forzarme a actuar como si no importara. De otro lado, las escritoras españolas post-años 90 suelen parecerme pueriles. Ya se ocuparán y preocuparán de ellas la preclara Care Santos y la preclarísima Marta Sanz.

tanger-nilo-valenzuela

De Tánger al Nilo, de Javier  Valenzuela

Estoy disfrutando mucho con los libros que tengo entre manos estas semanas. Aparte de títulos que no tiene demasiado sentido comentar aquí —La exposición perfecta; Domina las técnicas de photoshop (de una vez!)–, leo Tribus, armas, petróleo, de Jesús Gil Fuensanta et alii (con prólogo de Javier Valenzuela), un breve ensayo sobre la situación y raíz de las llamadas “primaveras árabes”; del propio J. Valenzuela, su recopilación de crónicas para El País sobre la situación en el norte de África, que nos ha traído adonde estamos: visión muy ponderada, también porque los hechos trágicos de Argelia de los 90 se consideran esclarecidos, muy escéptico con respecto a Egipto -los hechos le han dado la razón– y, porque en definitiva su perspectiva es la del occidental blanco y civilizado.

Una dona enrabiada, Cartes des d’Alger als europeus desenganyats, de la feminista argelina Wassyla Tamzlie, trad. de A. Valls y R. Carol, una lúcida reflexión sobre la manera como Europa está “gestionando” el conflicto con los radicalismos musulmanes, el asunto del velo y las reivindicaciones feministas relegadas siempre por asuntos considerados más importantes. Un librito indignado pero no colérico. Después de leer el capítulo “l’Eros musulmà”, las escenas de las hordas acosando y magreando a las mujeres la Nochevieja en ciudades alemanas adquieren un significado extraordinariamente preciso.

tribus-armas-petroleo

Además, dos ensayos que se dan la mano en la distancia: Los ojos de la mente, del siempre fascinante y encantador Oliver Sacks –otro de mis “favoritos para la clonación”–, y La máquina de la visión, de Paul Virilio -traducido por Antolín Rato–, que no he terminado aún. El primero reúne casos de personas con diferentes problemas de visión y el trabajo que el cerebro realiza para compensar esas deficiencias: vista parcial, falta de percepción del color, de la profundidad, del ángulo izquierdo, ceguera completa, etc.; el propio Sacks sufre una acumulación de problemas en sus ojos que cuesta creer que pudiera terminar el libro. Me dejó de piedra su asombro al referirse a una mujer que traduce a imágenes todas las palabras. ¡Yo creía que es lo que hacemos todos! Que al leer, “vemos” las escenas, etc.  El de Virilio explora de manera muy inteligente y compleja una serie de ideas en torno a la imagen, qué significa ver, qué retiene cada arte –escultura, pintura, fotografía, cine– de lo que la vista capta, y todo ello ligado siempre a un contexto histórico determinado. Es interesante cómo la narrativa de cada época resulta más o menos comprensible al considerar el análisis de estos conceptos, como el de la “transparencia” en la época de la Revolución francesa –y lo que significa ahora mismo, con los nuevos movimientos de izquierdas–.

lanzallamas-RK-ingles

Por último, Los lanzallamas, de la norteamericana Rachel Kuschner. Me encuentro en los primeros capítulos, me gusta mucho su manera de combinar aquí mundos divergentes: la chica motera, a lomos de una Valera, que sale a competir en una carrera de velocidad en el desierto de sal para crear unas figuras que encajan en su proyecto de arte moderno y land-art, es hipnótica su manera de captar y narrar microhistorias que componen una atmósfera. Me ha parecido muy acertado una reflexión que hace al principio un personaje, cuando dice que las mujeres jóvenes son “conductos” y que por ello no es preciso que se obstinen en hacer nada –nada productivo, se entiende–, que lo que sea llega hasta ellas, a través de ellas, creo que define muy bien la adolescencia y primera juventud y la muy particular “electricidad creativa” que pocos adultos llegan a conservar.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s