Una mujer, un voto

adacolau

Ada Colau en su etapa de portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH)

Cuando el año pasado la oía hablando por la radio de los desahucios, con un conocimiento de causa apabullante, me dije que debería presentarse a alcaldesa, y que sin duda la votaría. Cuando los logros de la PAH forzaron a cambiar su programa de vivienda a partidos como el PSOE –recordemos que Pérez Rubalcaba se despidió de la primera línea política aplaudido calurosamente por toda la bancada del PP,y que se negó a aceptar la dación en pago arguyendo que afectaría a la solvencia económica del país–, quedó claro que la política real era lo único capaz de movilizar a la gente mientras los políticos profesionales –con la ayuda bien pagada de las televisiones– se dedicaban a intoxicarnos con el soberanismo, la independencia, la llengua. Creo que pocas personas pueden jactarse como ella, y la PAH en su campaña contra los desahucios, de haber hecho algo realmente a favor de los ciudadanos antes de presentarse como líderes de cualquier grupo político.

Por lo mismo que estoy de acuerdo con su programa de políticas sociales, confieso que me preocupa que haya declarado que Pasqual Maragall es una buena referencia política en Barcelona y que pueda inspirarse en la política cultural del PSC de Maragall para confeccionar su programa. El político de “izquierdas” al que más aborrezco, tríada perfecta con Boyer y Felipe González. Es decir, la ciudad escaparate, la ciudad de la arquitectura espectáculo que hace ricos a los pijo-progres de familias de postín, muy conservadoras y adictos al autoritarismo soft de acallar a todo el que estorba, la cultura de amigos de la infancia, de másteres a precios prohibitivos cursados en universidades anglosajonas que los llevan a dirigir empresas públicas (y no a fundar empresas independientes de la teta pública), la Barcelona de la anti-meritocracia, de los sueldazos y el tráfico de influencias igual que la derecha de toda la vida, etc. Porque me da grima ver a los pijos volver a hacerse con el control de los recursos e inversiones en cultura de la ciudad donde vivo, espero que el programa de Cultura y Educación de Barcelona en Comú sea de verdad de izquierdas e independiente.

En definitiva, confío en que su candidatura gane holgadamente la alcaldía de Barcelona, pero me da una pereza inmensa la lista de candidatos a la prebenda municipal que se van a arrimar a los flancos de Colau para pillar cacho en Cultura.

Algunas imágenes de la campaña.

es tiempo de echarlosspanish-revolution-cifuenteselraval-popularesalicia-pppujol-tvpujol-mas-kuato

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s