Ríe y llora… con o sin Celia Cruz

Aún no sé si es una buena noticia el cambio en las relaciones ¿diplomáticas? entre Cuba y Estados Unidos anunciado por Obama y Raúl Castro la semana pasada porque creo que si se trata de imponer un socialismo a la china, la solución es una burla. Todo el que haya viajado a Cuba en la época post-soviética seguramente estará de acuerdo en que el fin del embargo es una medida imprescindible para devolverle (al menos en parte) la dignidad a los cubanos. Considerada la democracia que “disfrutamos” en España, una pseudodemocracia tutelada por los bancos y las corporaciones y hasta ayer por la Iglesia católica, reclamar que se imponga en Cuba una democracia parlamentaria, con partidos políticos y con votos individuales, con derecho a entrar y salir libremente, no me parece la panacea, pero sí lo mínimo exigible. El problema, que a muchos les ha parecido durante años la solución, es Estados Unidos. La historia juega en contra de la independencia de Cuba; nunca he entendido por qué, si aseguraban que querían el socialismo, no optaron por una socialdemocracia al estilo de la Suecia o la Noruega de los años en que fueron el modelo de equidad. Será el clima, claro. Como el clima es tan distinto… por qué puñetas iban a mirar qué hacía Suecia, el país que acogió a tantos jóvenes estadounidenses que no querían ir a la guerra de Vietnam, que garantizaba la educación, que favorecía a las mujeres con políticas de igualdad. Etc., etc.

Creo que Cuba es un laboratorio político para el futuro. O podía haberlo sido. Pero igual que cada vez que un país vota a las izquierdas –siquiera muy templaditas, como en Francia–, se produce un movimiento desde el FMI y todos sus secuaces para hundir el proyecto y que el país vuelva al redil de la derecha, e incluso de la ultraderecha, la potencia económica de Estados Unidos es tan imponente que oculta otras alternativas. Ocurre en España desde que ganaron los socialistas de Felipe González –que vendió el país a la derecha europea– hasta el triunfo iluso de Zapatero. Ha pasado con Hollande y, seguramente, solo porque es un país con mayor cultura política, la izquierda auténtica no se deja dar por saco ni se vende tan barata como aquí los psocialistas (ha sido bonito ver a Carmen Chacón preparándose en Miami para alimentar un discurso con el que gobernar un país con una clase media que ya no existirá más. Estos socialistas, siempre tan adelantados a su tiempo, jaja).

El problema, en relación a Cuba, de lo que podamos opinar los españoles es que nuestra opinión no tiene la menor relevancia en el continente americano. Todo el que viaje a Estados Unidos, siquiera por un par de semanas, se da cuenta de que España es una mota de polvo en el mundo y que la mejor y más sólida influencia que puede ejercer a largo plazo en Cuba es cultural (y no solo hotelera 😉

negro-cubano-sealquila

copyright: La Habana elegante

Por lo pronto, ahora que Raúl Castro finge que quiere lo mejor para su país, recordemos a los poetas y escritores de izquierdas y progresistas que abandonaron Cuba o fueron muertos civiles dentro de Cuba, como Virgilio Piñera y Guillermo Cabrera Infante.

Recordemos, porque en definitiva el rencor y el resentimiento son las armas de los derrotados, y una forma de inteligencia activa, que en sus Cuerpos divinos, Cabrera Infante deja su última página para, desde su exilio, recordar a un buen número de escritores y artistas que se suicidaron en Cuba, la isla castrista y concentracionaria, el “primer territorio libre de América”, como recordaba sarcástico Reynaldo Arenas. Porque ahora va a ser que todo fue un error fruto del contexto histórico mundial.

LA ISLA EN PESO (un fragmento)

La maldita circunstancia del agua por todas partes
me obliga a sentarme en la mesa del café.
Si no pensara que el agua me rodea como un cáncer
hubiera podido dormir a pierna suelta.
Mientras los muchachos se despojaban de sus ropas para nadar
doce personas morían en un cuarto por compresión.
Cuando a la madrugada la pordiosera resbala en el agua
en el preciso momento en que se lava uno de sus pezones,
me acostumbro al hedor del puerto,
me acostumbro a la misma mujer que invariablemente masturba,
noche a noche, al soldado de guardia en medio
del sueño de los peces.
Una taza de café no puede alejar mi idea fija,
en otro tiempo yo vivía adánicamente.
¿Qué trajo la metamorfosis?

La eterna miseria que es el acto de recordar.
Si tú pudieras formar de nuevo aquellas combinaciones,
devolviéndome el país sin el agua,
me la bebería toda para escupir al cielo,
Pero he visto la música detenida en las caderas,
he visto a las negras bailando con vasos de ron en sus cabezas.
Hay que saltar del lecho con la firme convicción
de que tus dientes han crecido,
de que tu corazón te saldrá por la boca.
Aún flota en los arrecifes el uniforme del marinero ahogado.
Hay que saltar del lecho y buscar la vena mayor del mar
para desangrarlo.
Me he puesto a pescar esponjas frenéticamente,
esos seres milagrosos que pueden desalojar hasta la última
gota de agua
y vivir secamente.

(etc.) Virgilio Piñera

Anuncios

3 comments

  1. José Luis Moreno · diciembre 24, 2014

    De Cabrera Infante, y a propósito de lo que cuentas, también me parece importante “Mapa dibujado por un espía”. Casi tan revelador como “La confesión” de Artur London.
    Cuando estuve en el programa Tiempos Modernos, de Radio 3, tuvimos una vez a Severo Sarduy y otra a Reynaldo Arenas, aprovechando que pasaban por Madrid. Fue terrible. Como hablaban, entre otras cosas, de la persecución a los homosexuales en Cuba, los oyentes llamaban para insultarlos y pedir canciones de Silvio Rodríguez.
    Salud y Libertad, Liu.
    JL Moreno-Ruiz

    • Liu · diciembre 24, 2014

      Hola José Luis, deberías publicar esa grabación, seguro que no estamos tan lejos de esas actitudes. Salud y el cuerno de la abundancia, sin loterías por medio😉😉

  2. José Luis Moreno · diciembre 24, 2014

    Lo haría si tuviera esa grabación en mi poder, no lo dudes. El pobre Reynaldo Arenas nos miraba angustiado y decía: “Les juro que no miento”… Acaso esté la grabación en el archivo de RNE, aunque te llevas muchas sorpresa ante todo lo que falta cuando tratas de encontrar algo por allí.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s