“La mejor terapia es seguir su vocación, querido amigo” escribió Flaubert

Esta es la frase y consejo que Flaubert escribió a su discípulo Guy de Maupassant.  Estoy de acuerdo desde hace muchos años.

Al tener noticia de que iban a pagarme por una pieza de ficción me he sentido como Georges Peppard, el rubio escritor de Desayuno con diamantes, cuando recibe un cheque con una nota de The NewYorker avisándole de la inminente publicación de un cuento que les había enviado.  Se siente confirmado en sus ambiciones secretas y fortalecido para mirar al futuro y deshacerse de lastres.

Sí. Voy a hacer como Georges Peppard y voy a librarme de mi decorador de interiores.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s