Se trata de ganar


«¿Por qué no quería quedarse en Francia con él? ¿Por qué la preciosa martiniquesa se negaba en rotundo a instalarse todo el año en París? Alegres pitos y hurras a España y bocinazos a coro brotaron de la noche y se disiparon como ráfagas de luz, esa turba de adolescentes, haciendo molinillos en el aire con las camisetas rojas enredadas en el puño y los cuerpos desnudos en el calor y la euforia, que también surgían como de la nada del día en que habitaban para decirle no se va contigo porque nosotros no lo permitimos, porque aullamos por las calles de una capital que a ti te parece un poblacho polvoriento y es que nuestro equipo de fútbol ha ganado la Copa del Mundo, entérate, somos el presente y ella es como nosotros un presente de exultación y desafío, puede que ciegos a la noche que encierra el mañana pero brillante en esta eterna noche de verano hoy y por eso tú no vas a poder dormir. Cabrón.»

© MJ. Furió, de El sueño del colibrí, 2013.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s