La caída del Imperio Romano, cap. DCLXV

maragall-erc

Pasqual Maragall en primera fila del mítin de Esquerra Republicana de Catalunya Foto: Andreu Dalmau

Tengo algo aparcado el blog y no porque haya poco digno de comentar allá donde vuelva una la cabeza. Navegando por las diferentes webs de periódicos de mayor circulación constato un hecho: que ya se ha dictaminado que el cadáver está cadáver, tieso como un palo, frío, rigor mortis completo, que no hay manera de insuflarle vida, que no hay milagro que lo reviva. Estaba yo convencida de que estaba finiquitado hacía mucho, allá por el 2003-2004 pero lo han mantenido móvil hasta la caricatura y la farsa y con apariencias de vida durante más de un lustro como esas viudas para cobrar el sueldo, o esos gángsters que se llevan bailando sobre sus zapatos relucientes a la hembra dorada y fiambre rumbo al maletero y luego rumbo al acantilado para despeñarlo entre sombras sesgadas de noche artificial…

…divago ahora fantaseando con una novelita a lo Dashiell Hammet, que vio y contó lo que la crisis del 29 hacía con la gente en edad de merecer.

…¿que se murió? la Realidad, el mundo como os habíais acostumbrado a representároslo. Leo los diarios, las firmas de siempre y compruebo que late en todas sus voces una sospecha de vacío, de salto a la nada, de una nada sideral envolviéndolos, con conciencia, al fin, de estar muertos y de hablar y escribir para otros cadáveres que simulan estar vivos. Leo El País, El Mundo, El Diario, Vox Populi, ABC, La Vanguardia, El Confidencial y percibo en todos ellos la conciencia del hedor a muerto, dulzón y persistente, demasiado intenso ya mientras se desdibujan los perfiles de lo que hasta apenas hace un instante tomaban por la realidad. Cómo: Pedro Jota a la calle narrando sus sórdidas fantasías, la venta de Alfaguara, de Anagrama, de Tusquets, el fracaso de todas las consignas, el cambio de sillas –los Maragall, burguesía catalana de mucho parné, se arriman a los esquerrarrepublicanos para huir del charneguismo neo-proletario del Psc–, se desploma la universidad, se tontea demasiado con la memoria histórica –que si Suárez no…; que si el Rey sí…; que si Évole…– la pérdida de autoridad de las voces más rutilantes, el aburrimiento de los Nobeles demasiado humanos –algunos tienen la descortesía de morir–, todas las gallinas de huevos de oro están agotadas, las revoluciones no revolucionan nada, las directoras de periódicos se van a la putita calle en un visto y no visto, el terrorismo verbal es el gatillazo del lumpenproleta impotente …

Bref,

que por fin os habéis dado cuenta de que lleváis mucho tiempo arrastrando los jirones de una realidad exhausta, incapaces de hacer el duelo necesario para renacer vivos y triunfales con otra voz y cuerpos distintos también…

Hélas, muchachos, ya sabéis lo que toca. Los que sí hicimos nuestro duelo particular sobre una realidad derrumbada dedicaremos algún que otro ratito a contemplar cómo salís de ésta.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s