Con quince años de retraso… el feminismo como arma del neoliberalismo

PROZAC SAMPLE AD

Leo recientemente un muy interesante artículo, firmado por Francisca López, “Female Subjects in Late Modernity: Lucía Etxebarria’s Amor, Curiosidad, Prozac y Dudas” (pinchad aquí), publicado en 2012 por la revista digital Dissidences.** El artículo me sorprende porque, en inglés, por extenso y en jerga académica, expresa las mismas reticencias y críticas que en su momento señalaba yo en el informe para la editorial Anagrama.

El punto interesante es que subraya de qué modo el tipo de feminismo que planteaba Lucía Etxebarria en su primera novela, y después es el resto de su trabajo y declaraciones públicas, no toma en consideración que cuestiona un sistema por alienante –el de la España tradicional y sus roles estereotipados para las mujeres–  al tiempo que el supuesto espacio de liberación, de modernidad, de emancipación, que preconiza es un sistema paralelo de alienación basado en las nuevas mitologías del liberalismo económico. No puede extrañar que a finales de los 90, cuando se produjo un cambio de esquemas culturales, que impuso el liberalismo sin complejos, las grandes editoriales encontraran en la ambivalencia ideológica de Lucía Etxebarria y en una sentimentalidad adocenada el mejor caballo de Troya.

Las contradicciones de la autora, que la han llevado al punto de explosión que hemos visto recientemente, ya eran evidentes en su primera novela. El éxito de público que obtuvo también reflejaba cómo las nuevas generaciones querían, igual que su autora de referencia, las ventajas de una sociedad ultraliberal, basada en el éxito rápido, en un sucedáneo de alta cultura, sin aceptar el precio a pagar por todo ello.

Ojalá en las editoriales españolas haya lectores capaces de ver hoy lo que la universidad no verá hasta dentro de quince años.

** Dissidences. Hispanic Journal of Theory and Criticism 4/5 (2008) 22

Anuncios

4 comments

  1. José Luis Moreno · febrero 3, 2014

    Sí… ¿Con qué ojo miran tantas veces los expertos universitarios de la cosa literaria?
    Cuando estuve en la Universidad de Georgia (USA) me llamó la atención que algunos profes de por allá se tomaran en serio mamonadas tales de por acá como las de Lucía Etxebarría y se extrañaban si te echabas a reír y liquidabas sus preguntas con alguna broma, más o menos de mal gusto (admito que a mí, las bromas al respecto de la dama mentada, me salían un tanto groseras). Salvo unas cuantas y muy honrosas excepciones, que las hay, claro que las hay, los hispanistas son bastante lelos… Como los franceses que vienen por aquí y se hacen flamencos y taurinos.
    (Gracias, María José, por tanta información como se contiene en lo que escribiste a propósito de Care Santos).
    JL Moreno-Ruiz

    • Liu · febrero 4, 2014

      Hola José Luis, lo de los hispanistas en Estados Unidos es algo llamativo. Llevan tanto retraso en relación a la actualidad que en cierta ocasión desde la página de Hispanismo se hizo un muy conmovedor llamamiento a los congresistas -que se reúnen cada año desde cualquier punto del globo– para que actualizasen sus temáticas, pues demasiados estaban detenidos en los años 50. Claro que en Barcelona no parece ir mejor la cosa. Lo de Care Santos es sobre todo un indicio de la onda política actual. De hecho, es fácil saber a quién apoya Lara en los distintos gobiernos por el perfil de los ganadores de premios del grupo. Previo al triunfo de Pasqual Maragall, curiosamente el premio lo ganaron la ETxebarria y Ferran Torrent, ¡con su primera novela en castellano! Chúpate ésa, les dijeron desde Planeta a cientos de escritores españoles que siempre han escrito en castellano. Que yo sepa, Torrent no ha vuelto a publicar en castellano.

  2. José Luis Moreno · febrero 4, 2014

    Lo del Grupo Planeta tiene mucho que ver con esa larga tradición de la oligarquía española, consistente en multiplicar vástagos, firmas e influjos varios, bien diseminados por ahí, para hallar espacios de control político y económico, no importa cuál sea la situación de cada momento.
    En Madrid, por ejemplo, Planeta sustenta lo más fascista y ultranacionalista del españoleo: El periódico La Razón y el grupo audiovisual Artesmedia. Lo que se dice, estar a todas. Como aquellas familias que tenían un cura, un militar, un juez, un empresario, y hasta algún que otro hijo pródigo y díscolo (a la maneras de tanto progre barcelonés y madrileño de los años 60 y 70 del siglo pasado), por si acaso daba la vuelta la tortilla, como se decía antaño.
    JL Moreno-Ruiz

    • Liu · febrero 4, 2014

      bueno, yo es que creo que la tortilla son ellos y se dará la vuelta cuando quieran y les convenga. Me quedé de piedra cuando supe que la Sexta también es suya.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s