L’ADVERSAIRE, de Emmanuel Carrère, informe de lectura para Seix Barral

Estoy rebuscando entre los cedés la copia de una traducción que hice en el 98 o 99, de ficción. No doy con ella, pero encuentro los informes de lectura que hice entre 1997 y 1999 para Seix Barral. Entre los títulos estaba la novela de Carrère, L’Adversaire. Por entonces Seix Barral no tenía tanta liquidez como ahora y leí el libro dando por seguro que se lo quedaría Anagrama, como así fue.

No ha dejado de extrañarme que las lecturas que se han hecho siempre de esta novela abunden en el tema del Mal, es decir, que hayan caído en la trampa de las modas americanas. Atribuir al Mal en abstracto la motivación de unos hechos criminales evita al que formula esa opinión el análisis de la psicología del protagonista. Desde la primera lectura creía que el asesino, el  Adversario, era en realidad un tipo al que unos padres demasiado mayores no supieron inculcarle nociones de responsabilidad ni un sentido de la realidad. Demasiado mayores también para captar los recovecos de un hijo al que querían como suelen querer los viejos, sin condiciones, el tipo vivía como flotando en un mundo ficticio.

PS: Si acertara lo mismo con la lotería o las quinielas (y me acordara alguna vez de comprar billetes de ídem), qué fortuna:

adversaire-folio

L’Adversaire, portada en Folio- Gallimard
Daniel Auteil protagoniza

12/11/99                                                                                                               Lectora: María José Furió

INFORME DE LECTURA    

  1. 0.   TÍTULO: L’ADVERSAIRE, de Emmanuel Carrère, POL, París, 1998, págs. 222
  1. 1.   SINOPSIS

             El 9 de enero de 1993 Jean-Claude Romand mata a su mujer y a sus dos hijos, luego mata a sus padres, después de haber intentado hacer lo mismo con su amante. A continuación, intenta suicidarse. Al salir del coma se inicia la investigación que habrá de explicar cómo un ser aparentemente ejemplar ha cometido estos execrables crímenes. Al descubrirse que no es el especialista médico de la OMS que aseguraba ser, se descubre que toda su vida era una farsa. El autor, Carrère, se interesa por los acontecimientos, en los que ve la huella del Adversario, de Satán. La falsa personalidad de Jean-Claude adquiere tintes patéticos por su falta de arrepentimiento real, por su incapacidad para asumir lo sucedido. Es, en todo momento, una especie de personaje hueco. Los comentarios de los psiquiatras, de algunos periodistas y la presencia de personas tan peculiares como los llamados “visitadores de prisión”, así como los amigos del asesino, aportan una nota de autenticidad a los hechos. Lástima que el autor no explique qué significa realmente la relación de Romand con sus padres, la ausencia de éstos.

  1. 2.   CLASIFICACIÓN DE LA OBRA

Novela de crímenes basada en un hecho real.

  1. 3.   ASPECTOS MÁS NOTABLES

La amenidad se conjuga con la truculencia para sacar a la luz las razones de un comportamiento que llevan al protagonista a mantener una vida en falso. El autor mantiene una relación ambigua con el protagonista a la que no renuncia ni siquiera al final. La fascinación que le anima a seguirle la pista a este “Adversario”, que en parte encarna las inquietudes que Carrère dice haber recogido en anteriores libros, justifica el ritmo y la ecuanimidad del tono. En lugar de presentarlo como una investigación detectivesca, elige la investigación psicológica.

  1. 4.   DEBILIDADES MÁS NOTORIAS

Curiosamente, el autor opta por la explicación psicológica-psiquiátrica pero es incapaz de explicar la razón por la que el protagonista mata a su familia y deja que flote lo que llama “el Mal”, cuando justamente el propio Carrère aporta los datos necesarios para que un lector medianamente familiarizado con los conceptos psicoanalíticos entienda que la irresponsabilidad del sujeto, la incomunicación, le convierten en un ser inmaduro..

  1. 5.   SUGERENCIAS PARA SU REFORMA

Ninguna.

  1. 6.   GRUPO DE LECTORES A LOS QUE VA DIRIGIDA

Público mayoritario al que no sorprenda el tratamiento psicoanalítico que el autor le da a los hechos.

  1. 7.   COLECCIÓN EN LA QUE PODRÍA PUBLICARSE

Colección de narrativa.

8. EVALUACIÓN SOBRE LA ESCRITURA

El punto de vista del narrador es el de alguien inquieto por el Mal y por sus manifestaciones. Toda la narración se atiene a este punto de vista, con lo que eso implica pues, aun siendo ecuánime y querer entenderlo, no renuncia a enfatizar su incapacidad para simpatizar con el criminal.

  1. 9.   EVALUACIÓN SOBRE EL ARGUMENTO

El argumento y el tratamiento por parte del autor recuerda el A sangre fría de Truman Capote, salvo que la singularidad del personaje le resta la repercusión que pudo tener la legendaria novela, que acertaba con su descripción a poner el dedo en la llaga de una situación social con repercusiones que se extienden a la actualidad.

10. COMENTARIOS SOBRE EL TÍTULO Y OPCIONES

Mantener el título.

11. OBSERVACIONES Y RECOMENDACIONES

            El autor utiliza conceptos religiosos que lo único que hacen es despistar de la naturaleza del hecho. Creo que su perspectiva como narrador es la del “hombre normal estupefacto por la presencia del Mal” y no desarrolla hasta sus últimas consecuencias su reflexión, que dejaría a los lectores menos inquietos. También se aleja del lector que busca emociones fuertes y simples.

12. PUNTUACIONES

13. Comercial: 7. Argumento: 9. Escritura: 7.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s