Qué semana de estrés

El lunes, dimite la Aguirre.  Dios fue el lunes realmente liberal. Y pródigo y magnánimo con nosotros.

El martes se muere Santiago Carrillo mientras echaba una cabezadita para remecer sus privilegiadas neuronas. (muere echando la siesta y no en una cama de hospital, acribillado por agujas y sondas como Franco, en el vano intento de sus fieles por mantener su momia eterna. Lo cual demuestra que no siempre tener un hospital de pago a mano es una buena idea.)

Y el miércoles ¡llueve!

Pero ¿qué más puede ocurrir?

No sé si tantas emociones informativas son buenas para nuestra salud cardiovascular…

Invoquemos a Miles Davis para que nos recuerde que hay un más allá de la guerra civil española (1936-2012).

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s