Me pregunto en cuál de mis vidas…

 

…consideraré imprescindible leer a Rafael Sánchez Ferlosio.

Más que impotencia ante el idioma, es la impotencia respecto de la acción posible. Cuando leo algo como lo que sigue bajo la foto me digo que su autor está más  protegido de quedar seducido por su propio pensamiento que un ensayista posposmoderno –véase E.F.Porta– con respecto al suyo, pero esperar que los lectores acudan en tropel a este tipo de libros es sembrar el equívoco.  Entra dentro de lo previsible, incluso para sus autores supongo yo, que ensayos como God and Gun no sean best-sellers. De modo que no puede medirse el nivel cultural de un país por la cantidad de lectores que tengan autores intencionadamente minoritarios. En cambio, en una facultad de filología y en un curso de español de nivel superior, donde la necesidad de intervenir en la realidad está suspendida, es donde se puede echar en falta análisis como los que propone Sánchez Ferlosio.

Es decir, cuando se analiza una obra como ésta de RSF como un acto de lenguaje determinado, quedamos  liberados de la adhesión emotiva que parece se nos exige tantas veces como la prensa literaria lo presenta envuelto en hipérboles. En primer lugar, por lo tanto, conviene saber si la complicación retórica es una necesidad del propio texto o una necesidad de su autor de protegerse de los lectores.

LIBRO VI

«§32 Ya he apuntado más arriba que no creo, en modo alguno, temerario suponer que fue la gran inversión o, por así decirlo, “revolución copernicana”, entre las historias particulares y una historia general, virtualmente preconizada como “historia universal”, no ya como compendio acumulativo de las particulares sino como su auténtico promotor y razón determinante, única verdadera portadora y dadora de Sentido y, en fin, criterio revelador de la verdad oculta en la ininteligible dispersión de los membra disjecta de esas historias particulares, que desde la superior autoridad de esta nueva e inversa perspectiva integradora eran devueltas a su auténtico lugar de meras apariencias anecdóticas, tal como, con respecto a la incontenible y acelerada formación de la hegemónica dominación romana había acertado a exponer Polibio de Megalópolis de la manera más impresionante, lo que llevó a Panecio de Rodas y a Posidonio de Apamea a dar resueltamente el paso de extender su concepción de una Providencia rectora y reguladora desde el orden de la naturaleza al orden de la historia.»

WebRep
currentVote
noRating
noWeight

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s