El pasado, de Alan Pauls. “En busca del tiempo presente” en el Trujamán

El pasado, de Alan Pauls. En busca del tiempo presente

Por María José Furió

Alan Pauls – foto: Canal L

Se han escrito ya artículos brillantes sobre El pasado, del autor argentino Alan Pauls, y el sentido que le da a la condición de traductor de su protagonista, Rímini. Como ya se ha visto en El espía, de Justo Navarro, la tarea de traducir es invocada por el narrador como una forma de anclarse en el presente porque ha de ceñirse a un texto previo que, aun sometido a la más radical intervención, se mantiene implícito en el texto de llegada. El texto original sirve de arraigo y de horizonte para el traductor, funciona como recordatorio y como paisaje familiar. De El pasado se dice —Elena Donato en su artículo «La traducción como invención de contemporaneidad»— que es una traducción de En busca del tiempo perdido, en tanto cumple la condición de recontextualizar la obra original de Proust y trasladarla a otra tradición literaria, la de la novela posmoderna. Naturalmente, la traducción implica aquí que los personajes modernos —en una franja de tiempo de varias décadas, pero ya a partir de los años setenta— se nos vuelven inteligibles cuando se nos ofrece el código de traducción, que aquí corresponde a la descomposición del tiempo a la manera proustiana, de un lado, al análisis psicológico de las conductas de los personajes, de otro, y a la abstracción de esos comportamientos en una teoría del arte, que en la novela de Pauls consiste en una teoría delSick Art, el arte de la patología, encarnada en el pintor Riltse —anagrama de Elstir, artista sobre el que discurre Proust—. Esta teoría del arte es una interpretación de la propia novela, y como teoría de la contemporaneidad se separa de su modelo, Proust.

El traductor Rímini no siempre cuenta qué traduce, aunque en cierto momento menciona que fue intérprete de Derrida a su paso por Buenos Aires. Lo significativo es la postura del traductor. Rímini trata de desactivar el pasado de su convivencia con Sofía, que ella esgrime durante años como vínculo indestructible y trata de convertir a su ex pareja en la pieza principal de su museo del amor, para poder vivir en presente. Entiende todo lo relacionado con la pasión como lenguajes. Los celos de su novia Vera son «una máquina arbitraria pero implacable, especializada en traducir el idioma diáfano del amor a una jerga de pesadilla». El asedio al que lo somete Sofía, reclamándole que se repartan los cientos de fotos que atestiguan su condición de pareja, pretende actualizar las emociones que para Rímini son ya una lengua muerta. Entonces, cuando narra ese largo episodio de su vida como traductor, cocainómano y onanista compulsivo, se habla de cómo abolir el pasado —la cocaína perturba la memoria—, y supone que el tiempo se vuelve un presente continuo —por la repetición de sus manías o rituales—, inaccesible para Sofía; la cocaína le ofrece lucidez, concentración y energía, dice, pero le entumece el cuerpo y el deseo. Su identidad, sin pasado, se disuelve. Está muerto en vida, interpreta mal las intenciones ajenas. Pero cada día repite la operación —«traducía y tomaba»— y reedita el presente. Así tiene sentido su acto de plantarse desnudo frente a la máquina de escribir, desnudo ante el texto original: dice que el texto lo llama y le pide ser traducido. Rímini busca menos una inocencia que un renacer. De ahí que cuando la amnesia tan buscada se presenta de otro modo, olvidando el francés, idioma en que él trabaja, cree haber perdido sus «armas» —«perdía sus lenguas como quien pierde piel»— y Sofía puede ganar la batalla, hacerlo cautivo en su museo. Se le ha reprochado a Pauls que no mencionara la dictadura argentina en esta novela y, sin embargo, Sofía encarna bien la idea de tiranía.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s