Ultimo tango a Parigi – Barbieri, Bertolucci, Brando

En Chronic City de Lethem hay una papilla, para mi gusto nauseabunda, de referencias a iconos culturales del siglo XX, a la manera bulímica y plana que empieza a ser un leit-motiv de la narrativa norteamericana pospop. Uno de los fetiches invocados hasta el hastío es Marlon Brando. Pobre.

Un verdadero y definitivo homenaje a Brando le rindió Bernardo Bertolucci en Ultimo tango a Parigi, en 1972. Bertolucci en el video habla de su sorpresa al darse cuenta de que la película iba a ser un bombazo cuando vio la sonrisa de Grimaldi, el productor, con el que trabajaba por vez primera. Dudaba que pudiera gustar, pese a las escenas sexualmente fuertes, porque se trataba de una historia “muy dura” con un actor al que él, un director de 31 años, consideraba “viejo”.

Andaba yo buscando la versión jazz de Gato Barbieri para Orestiade, no he dado con ella y en cambio sí, la de Gato para Bertolucci…

Solo al volver a verla hace pocos años me di cuenta de lo tristísima que es. Pero entonces, cuando la vi con 14 años, creo que solo vi París. Ese París donde todo el mundo, salvo las porteras, parecía estar entrando o saliendo de una historia de amor, escabrosa y apasionada, irrenunciable.

—————————

Bertolucci y su reacción a la censura.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s