Culo de mal asiento – Libros que empecé y no terminé en 2010

Genette está en mi biblioteca heredada

El Tercer Reich, de Roberto Bolaño. Bolaño siempre me trae el recuerdo de mejores tiempos y este año no era bueno.

Blanco nocturno, de Ricardo Piglia. Ya lo he dicho. Pero la terminaré.

La tía Julia y el escribidor. Relectura. Me cansé hacia la página 100. Después de todo, ya lo había leído a los 15 y ya sé cómo termina, le dan el Nobel.

Pantaleón y las visitadoras, también de Vargas Llosa. Experimentalismo erótico, pero sobre papel. No tiene mayor interés.

Natalia Ginzburg, Ensayos. Es tonta. Lo demuestra a lo largo de 400 y pico páginas. La prueba es irrefutable. Pasolini ya lo decía, él la llamaba ´candorosa´.

Écrire en pays dominé, de Patrick Chamoiseau, en Folio. Llevo desde 2008 intentándolo. Ni modo. Sus novelas, muy recomendables.

Hombres blancos en los trópicos. No sé dónde se ha escondido. Pero mi casa no es grande. Mis vecinos no leen. Es improbable que lo tengan ellos.

Figures I, de Genette. En realidad, sí lo he terminado, pero lo leí de atrás hacia adelante, y da la impresión de que estoy en el principio. Por cierto, lo recomiendo. Nos recuerda del modo más alambicado que quepa suponer qué es una ´figura literaria´. Pas de quoi.

Los buscadores de placer, de Doshi. En cuanto se trata de familias indias u otras colonias desde la perspectiva del hijo instalado en la metrópolis,  y tengo que tragarme todo el folclore de la región –a  lo Dios de  las pequeñas cosas–, su gastronomía y hábitos de apareamiento, no resisto más allá de la página 50. Esto es todo lo que no resisto de la literatura étnica escrita por mujeres. No deja de ser la variante femenina de la última de Junot Díaz, La maravillosa vida breve de Oscar Wao.

Lo que sueñan los lobos, de Yamina Khadra. Cuántas veces he intentado terminar una novela de este ex policía argelino a cuenta de que conoce el tema de la última guerra de Argelia… Al menos tres. Los títulos son bastante buenos, a qué negarlo.

Paseador de perros, de Sergio Galarza. Mmmm, por qué. Lo intentaré de nuevo.

Y unos cuantos más que pese a todo leí y ya he olvidado.

Se impone un radical cambio de rumbo en la orientación de mis lecturas.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s