El Premio Planeta o el Día de la Marmota: déjà-vu déjà-vu déjà-vu déjà-vu déjà-vu déjà-vu déjà-vu déjà-vu

Es para mí un honor recibir el Premio Planeta de manos de tan insignes… zzzzzzz

Me entero con asombro de que el Premio Planeta de novela (es un decir) sigue celebrándose. En Facebook, Ivan Thays aventura algunos nombres, entre los cuales Eduardo Mendoza; con la sorna de costumbre, Elvira Lindo, que acaba de publicar en Seix su nueva novela (es un decir), comparece como  candidata habitual de todas las ternas. Lo suyo puede decirse que es la vocación del perdedor: se presenta siempre y nunca gana. Por otro lado, hay quien menciona al más plausible Javier Sierra, que creo es el que escribió (es un decir) la novela (es un decir) sobre la historia de Santa María del Mar. En la tarea  de pergeñar este libro de historia se asegura que intervinieron siete plumas distintas, colaboración que echa al traste toda idea establecida sobre el concepto de “autoría” que nos hayamos formado tú o yo, e incluso mi gato que ya maúlla en catalán, o mi sobrino Sergio de 2 años que ya garabatea, y nos relanza a la Edad Media, feliz época en que los monjes copiaban (¡ay!) solos o en compañía de otros.

La intensa sensación interrogativa: ¿no he vivido yo este momento ya otra vez? tiene una respuesta fácil: sí, decenas de veces. Esto es peor que Eurovisión para los periodistas porque es igual de inane que Eurovisión.

Antes, la gente iba a la puerta del Liceo a insultar a  los espectadores de gala.  Y es probable que algunos invitados contrataran a un par de actores para darle vidilla al estreno de gala y tronío a su presencia de parvenus.

¿Cómo nadie ha planeado nunca boicotear la concesión del Premio de Planeta, una situación tan golosa para cualquier grupo teatral? ¿Cuántas veces más contarán con este público ilustrísimo? Están los mandamases del Grupo y sus satélites, están las autoridades (es un decir) locales, regionales y nacionales rindiendo pleitesía a la verdadera autoridad de este país –los bolsillos de Lara –. Acude incluso una de las hijas de los reyes, haciendo gala de integración en la tierra catalana (Mare de Déu! dice la infanta) , y todos los escritores y escritorzuelos, y todos los periodistas y gacetilleros, y todos los mediáticos irredentos que pasean palmito y cantan y bailan en la tele.

Y está Gimferrer, que después del desmayo del pasado año, y de avalar al duo Janer-Baily el anterior, no creo que tenga mejores ideas para amenizar la soporífera velada del Planeta de la Marmota que un boicot con cócteles (no necesariamente Molotov) en toda regla.

Si hasta el fidelísimo Carles Pujol, secretario reincidente del Premio, se ha percatado de que hay un ligero tono de déjà-vu en los libracos que se postulan para el Prix Planetá (el prix que más paga a sus autores y menos gloria les rinde).

Medita con sosiego el Secretario Pujol ante la prensa:

Voz de Carlos Pujol (como caído del guindo):
“En cuanto a la temática, sigue habiendo un buen porcentaje de novelas históricas y en muchas de estas novelas se repite la misma idea de la búsqueda de un secreto del pasado que tiene que explicar la vida de los protagonistas y aclarar las realidades que están viviendo ahora mismo”.

En ocasiones, esas búsquedas llevan al lector a épocas remotas, y en otras, a los años trágicos de la Guerra Civil española y la posguerra, ha explicado el secretario del jurado.
Según Pujol, “vuelve a haber muchas novelas sobre la Guerra Civil española y la posguerra”, un tema recurrente en las últimas ediciones.”
Y a lo mejor va y se lo lleva Isaac Rosa y entonces menudo plan: Eduardo Mendoza deberá renunciar a su jubilación dorada. Tan merecida.

10 comments

  1. José Luis Moreno-Ruiz · octubre 16, 2010

    Enhorabuena, Mariajo.
    Esto sí es una crónica.
    JL

    • Liu · octubre 16, 2010

      Bueno, bueno, estamos cambiándole la forma a la idea de “crónica”…

      Gracias José Luis.

  2. Emilio · octubre 16, 2010

    Es lo que toca, ¿no? Un autor bueno de vez en cuando, para que el show no sea TAN vergonzoso…

  3. Liu · octubre 17, 2010

    No, yo creo que deberían suprimirlo y los periódicos deberían boicotearlo sutilmente. Este año ni se han molestado en fingir que hay un concurso, y el jurado está ahí para hacer de coro de la comedia.

  4. Juana María Furió · octubre 17, 2010

    Muy divertido. Lo pongo en el Facebook.
    Your syster.

  5. Liu · octubre 17, 2010

    Ok.

  6. Paco Elvira · octubre 17, 2010

    Estupenda crónica María José.

  7. Liu · octubre 17, 2010

    Gracias, Paco, por entrar en mi blog y por tu comentario!
    una crónica ficticia también es una crónica, jaja.

  8. bel · octubre 17, 2010

    me encantó!

    • Liu · octubre 17, 2010

      Aduladores, sois unos aduladores.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s