Vincere, de Marco Bellochio o recuperar el placer de ver cine

Benito Mussolini y su amante Ida Dalser, los protagonistas de Vincere

Llevaba días queriendo hablar de la última película del italiano Marco Bellocchio, que vi al poco de decepcionarme con Mesrine. Es una película impresionante, con guión, con diálogos, con interpretaciones de verdad y excesiva aposta. Desde que en el minuto diez los ojos y la memoria detectan que en realidad se trata de una ópera, que los movimientos de cámara y de los figurantes están concebidos como en la ópera, como el mismo vuelo y el mismo exceso, todo cobra significado.

Seguiré comentando,  el argumento es, como pide la ópera, una purita tragedia sobre el amor y la locura. Hoy lo dejo apuntado. También pensé mientras la veía, durante las semanas en que me hallaba enfrascada en lecturas teóricas afterpopescas y nocilleras, en el tiempo y la modernidad que les llevaba ganados a las nuevas generaciones este Bellocchio que no duda en mezclar géneros y formatos sin renunciar a los personajes colosales y a las relecturas históricas con base en el presente. Mussolini = Berlusconi, por si no se entendía.

Recomendable película, en tiempos de anorexias argumentales.

¡Bravo vecchio Bellocchio!

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s