Poetas de suplemento dominical

Grupo de poetas jóvenes españoles en un suplemento
Foto: JuAN ALDABALDETRECU

El pasado domingo, el suplemento de El País hablaba de un grupo de poetas jóvenes en un artículo firmado por Ruiz Mantilla. El detalle llamativo no estaba en presentar, una vez más, a un grupo de jóvenes dedicados a quehaceres artísticos, no está en el trillado alborozo con que se proclama que las nuevas generaciones sumen talento a las generaciones envejecidas —Una brillante generación de jóvenes poetas ha tomado el relevo de la palabra. Son curiosos, ambiciosos y eclécticos. Esta es la gran primera hornada del siglo XXI en España (titula altisonante y trasnochado el diario) 

 Lo llamativo y lo más comentable son las fotografías que ilustran el ¿reportaje? –mejor, catálogo de nombres. Pron dedica un artículo al tema y Ramón Buenaventura les da calurosamente la bienvenida desde su blog –son casi todos de la edad de sus más jóvenes alumnos universitarios, con él y con el aval de Caballero Bonald se cumple el adagio según el cual se cede el testigo al nieto no al hijo probable–.

© Pierre et Gilles
© García-Alix

Se los ve vestidos de primavera con ropas nuevas, bastante horrorosas, y destilan los colores y las poses un triste sabor a planchado prolijo. Se los ve a todos muy tersos por el trabajo de fotoshop y participando de la sesión de fotos publicitaria con incredulidad y risa contenida, con ganas de parecer sueltos y mundanos, como corresponde a un joven de hoy, que no se deja intimidar por cámaras. Aunque son acertadas las observaciones de Pron sobre lo que el campo significa hoy para el urbanita y lo que significaba en tiempos de poetas bucólicos y rentistas, lo significativo de verdad es que un grupo de poetas –con todo lo que la poesía supuestamente encierra de libertad de la mente, de liberación de determinadas correas entraña– se preste a una sesión de publicidad de ropa, se preste a una perfecta y banal por habitual sesión de despersonalización. Se presentan como “el relevo de la palabra” y permiten que las imágenes les roben la singularidad, los diluya en el doble tópico del poeta del XIX –las bufandas y la forma de anudarlas al cuello- y del joven que compra en grandes almacenes. Rupturista sería prestarse a unas fotos de Pierre & Gilles o de García-Alix y, por supuesto, de Jonvelle.  Todo lo demás es sumisión.
© Pierre et Gilles
© Jean-François Jonvelle
Decía Pasolini en 1973 en La verdadera revolución de derechas: “El hombre común de la época de Leopardi aún podía interiorizar la naturaleza y la humanidad con la pureza ideal que contenían objetivamente; el hombre común de hoy puede interiorizar un seiscientos o un frigorífico, o un fin de semana en Ostia”.
Las fotos de los jóvenes poetas le siguen dando la razón.
Anuncios

3 comments

  1. LIU · junio 19, 2010

    En Escritos Corsarios, p. 29, trad. de Juan Vivanco, Ediciones del Oriente y del mediterráneo.

  2. Anonymous · junio 19, 2010

    Yo posaría encantado para Pierre et Gilles!!!Bel

  3. LIU · junio 20, 2010

    Me lo figuro, Bel! Pero la gracia es poner a estos poetas en una situación creativa y no publicitaria. He puesto a Pierre et Gilles por cómo juegan con imágenes típicas de la poesía bucólica.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s